Flores con mucha Luz

Flores con mucha Luz

Nada mejor que conocer a los novios de primera mano para crear una atmósfera nupcial correcta y adecuada al estilo de la pareja.

Pero, qué difícil cuando un florista se casa. Desde Floristería Guillermo Guillén hemos tenido la suerte de poder adornar la iglesia y el restaurante para el enlace entre nuestra florista y su actual esposo. Una celebración llena de detalles con sello propio.

La idea estaba clara desde el principio: que querían reflejar su afán soñador y hacer una decoración donde se reflejaran ellos mismos.

Para crear un ambiente adecuado en la iglesia utilizamos diferentes, flores todas ellas en tonalidades blancas ya que este color refleja la luz y así se ve el espacio más luminoso. Creamos un estilo simbólico como es el atrapasueños sobre el cual irían los trabajos.

Desde la entrada de la iglesia se podían ver dos jarrones a ambos lados colocados de forma simétrica. Sobre los mismos emergían unas raíces y colgaban unos atrapasueños.

Cada uno de estos símbolos estaban formados por un aro entaipado de cinta de raso blanco y unas lanas entrecruzadas. Sobre ellos se utilizó la técnica constructiva del pegado. Una ‘phalaenopsis’ de gran tamaño blanca y unos ‘dendrobium’ acompañados de beargrass y un poco de esparraguerra teñida formaban el conjunto floral.

Estos mismos atrapasueños también fueron colocados en las manillas del coche de la novia y en los propios bancos de la iglesia creando un efecto pasillo que nos adentraba hasta el altar.

Unas estructuras metálicas permitían sujetar los atrapasueños de diferentes tamaños colocados de forma asimétrica sobre los cuales se fueron sujetando las flores para crear unos centros de estilo vegetativo.  Con ayuda de las estructuras metálicas se colocaron de forma más alta en la parte de atrás para dar profundidad y más sencillos y bajos en la parte delantera. Los adornos tenían en sí una profundidad alta-media, con un ritmo discontinuo y estaban colocados de forma asimétrica.

En cuanto a la técnica compositiva se relacionaron las flores en grupos creando una textura con muchísimo movimiento y utilizando las transparencias. Su ejecución consistió en el pinchado sobre esponja así como el atado y alambrado de alguno de los materiales.

Como podemos observar en las fotografías se utilizó una gran variedad de especies que dieron a los trabajos una gran riqueza floral: Dendrobiums, Hydrangeas (hortensias), Zantedeschias (calas), hojas de Anthuriums, Arachiniodes (helechos), Asparagus Meyers, Philodendro Xanadu, Falsa pimienta…

Todas estas flores también sirvieron para el centro delantero del altar. Éste, de estilo libre y también vegetativo, se creó con líneas paralelas y horizontales por medio de tablillas de madera

Ramo de ensueño

El ramo de novia, que lo realizó la propia protagonista, fue del mismo estilo simbólico del atrapasueños. Lo sostenía gracias a un anillo engarzado al dedo, y sobre éste se entrelazaron lanas. En este caso, los colores elegidos fueron el blanco y beigs, ya que eran los que predominaban en el vestido.

A la hora de realizarlo, se fueron colocando diferentes especies de phalaenopsis, Scabiosas strellatas, Dendrobium formando una media luna y siguiendo la armonía del círculo del atrapasueños. Para romper la circunferencia y crear un pequeños saliente, se recurrió a unos belgrass.

A juego con  el ramo el novio lució un prendido en miniatura del mismo.

Un banquete con muchos guiños

En cuanto a la decoración del restaurante se rompió con el tono blanco para que destacara sobre los manteles que eran blancos y se optó por los colores rosados que se emplearon en el ramo.

Las mesas fueron decoradas con unos jarrones creados para la ocasión utilizando unas bombillas. Las mismas servían para fusionar las dos profesiones de los novios: florista y electricista. Las pequeñas bombillas adornaban las mesas llenas de agua con tinta de las que afloraban un par de gerberas con belgras. Una combinación que encantó a los invitados y creó una estupenda armonía ya que estos símbolos (bombilla y gerbera) se repetían en las propias invitaciones, detalles para invitados, photocall…

Fotografía realizada por Abel Castro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *